En España abundan las encinas, los pinos, los castaños, las hayas, los robles y los alcornoques. Estos forman profundos bosques donde las abejas recogen la melaza de las hojas de los árboles. Por este motivo a veces no se la considera miel, sino mielato o mielada. Pero igualmente tiene muchas bondades, hoy te contamos las propiedades y características de la miel de bosque.

Diferencias entre miel y mielada

Antes debemos hacer una aclaración sobré qué es la mielada, el mielato y en qué se diferencia de la miel de bosque. Si nos ceñimos a la definición de la actual legislación española (Real Decreto 1049/2003, de 1 de agosto), la miel de mielada:

“es la miel que procede en su mayor parte de excreciones de insectos chupadores de plantas (hemípteros) presentes en las partes vivas de las plantas o de secreciones de las partes vivas de las plantas.”

Propiedades y características de la miel de bosque

Asimismo, no se hace mención al mielato, pero para algunas personas el mielato son estas mismas secreciones pero de insectos como el pulgón.

Para que se considere miel, debe “proceder del néctar de las plantas”. Si nos ceñimos a esta definición no es miel, sin embargo, muchos así la consideran ya que es elaborada por abejas igualmente.

Propiedades y características de la miel de bosque

El lugar y las plantas donde las abejas liban el néctar influye muchísimo en la forma en la que se elabora la miel, así como en su sabor y sus propiedades. Algunas de ellas son:

  • Antioxidantes. Se ha demostrado que, de entre la miel de bosque tiene el doble de propiedades antioxidante de otras 36 mieles analizadas. Dichos componentes de naturaleza antioxidante identificados en la miel son los fenoles, el ácido ascórbico, la glucosa-oxidasa, la catalasa y la peroxidasa.
  • Combate el estrés. Estos antioxidantes, presentes en un 66,8% frente al 28,7% de otras mieles, son un complemento ideal para combatir frente a las anemias, ya sea por falta de hierro y otros minerales. Muy recomendable en temporadas de estrés y para deportistas, ya que ayuda con el esfuerzo físico y mental.
  • Enfermedades pulmonares. Las propiedades organolépticas de la miel de bosque aportan beneficios contra afecciones pulmonares tales como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, gripe, neumonía y bronquitis.
  • Propiedades expectorantes. Ahora con la llegada del invierno es probable que necesites alimentos con estas propiedades, ¿sabías que la miel de bosque es ideal para ello? Algunas plantas como el tomillo, la malva, el malvavisco, la mejorana, el llantén, el propóleo o la drosera tienen capacidades expectorantes. Al encontrarse en los bosques las abejas recolectan dichas propiedades que acaban transfiriéndose a la miel.

    Puedes reunir todas las propiedades de la miel de bosque en una cucharadita que mezcles con tu infusión de estas plantas para aumentar el efecto. Tu tracto respiratorio te lo agradecerá. Igualmente sirve para prevenir alteraciones en el mismo que se hacen más evidentes en estos meses de frío.
  • Aspecto y cristalización. La miel de bosque tiene un aspecto muy particular. Se trata de una miel muy oscura en comparación con otras, por lo que es fácilmente reconocible. Si no tomas mucha miel, o lo haces muy de vez en cuando, la miel de bosque es para ti.

Tiene una cristalización muy lenta así que es probable que la consumas antes de que llegue a hacerlo. Sin embargo, ten en cuenta que tiene un sabor intenso, con matices que otras mieles no. Igualmente es deliciosa y en MAES Honey puedes adquirir miel de bosque de la mejor calidad.

También te puede interesar:

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés