Para elaborar la miel, las abejas emplean el néctar de las flores. Sin embargo, existen algunas mieles que no proceden de este néctar de las flores, o no únicamente de ese néctar. Este es el caso del mielato.  El mielato se elabora a partir del néctar procedente de árboles...