Cocina con miel para el verano. La miel es uno de los ingredientes esenciales en la cocina y la pastelería. Podemos utilizarla de muchas formas, pero hoy te mostramos una idea para cocinar con miel uno de los platos más frescos del verano: ensalada con salsa de mostaza y miel.

La miel pura es versátil y puede darle un toque diferente a tus platos. En este caso se trata de un aliño para tu ensalada muy sencillo.
Esta ensalada con salsa de mostaza y miel, es un plato muy sabroso, que cuenta con una combinación de sabores muy natural. Por eso, esta ensalada con salsa de mostaza y miel podemos tomarla como entrante, o para acompañar a otros platos.

Es una receta muy simple de preparar, que cuenta con muchísimos sabores. Además, aporta una gran experiencia al paladar, gracias a la combinación de diferentes texturas.

¿Qué necesitamos para la ensalada con salsa de mostaza y miel?

Os contamos cuáles son los ingredientes que necesitamos y su preparación paso a paso.

Podéis adquirir la bolsa de la ensalada primavera-verano en algún supermercado o tienda, o podéis comprar los ingredientes por separado, lo que os resulte más interesante.

Lleva rúcula, escarola, radicchio y canónigos, por lo cual resulta sencilla, vistosa y llena de contrastes. El aliño ya va sobre aviso en el nombre ensalada primavera-verano con salsa de mostaza y miel, el cual os animo a que sea casero, es sencillo de hacer.

 Ingredientes:

  • Una pechuga de pollo
    • Un huevo
    • Pimienta negra
    • Una pizca de sal
    • Pan rallado
  • Salsa de mostaza y miel
    • Tres cucharaditas de mostaza antigua
    • Cuatro cucharaditas de miel
    • Un chorro de aceite de oliva
  • Media cebolla morada
  • Un puñado de kikos
  • Un tomate
  • Bolsa Gourmet Primavera-Verano: rúcula, escarola, canónigos…

Preparación:

  • Las bolsas de ensalada primavera ya vienen lavadas, pero conviene volverlas a lavar y después dejarlas a temperatura entorno.
  • Para preparar el pollo: podéis cortarlo ya en tiras, salpimentarlo y empanarlo.
  • Pon una sartén al fuego con un poco de aceite, pasa el pollo por el huevo y luego por el pan rallado, cuando esté caliente el aceite agrega el pollo. Ponlo a temperatura medio-alta para que vaya cogiendo un tono dorado el pollo y se vaya haciendo por la parte interior. Según lo tengas frito, lo sacas y reserva sobre un papel de cocina a fin de que absorba la grasa sobrante.
  • Preparamos la salsa de mostaza y miel en un recipiente. Es muy sencilla. Mezcla las tres cucharaditas de mostaza con las cuatro cucharaditas de miel, remueve y prueba. A continuación, si ves que está fuerte puedes incorporarle un poco de aceite para rebajarlo o bien puedes incorporar mayonesa, según veas. La mostaza puede tener un sabor fuerte y picante al final, con lo que el aceite será apropiado para rebajar el sabor y que combine realmente bien con los diferentes tipos de lechuga. Ve probando para conseguir la salsa de mostaza y miel que más te guste.
  • Prepara el resto de los ingredientes, la cebolla morada laminada y el tomate en gajos.
  • Coge un puñado de kikos y aplástalos a fin de que den un toque crujiente a la ensalada y se mezclen diferentes texturas en el paladar.
  • Haz tu presentación, mezcla en un recipiente las lechugas junto con un poco de salsa de mostaza y miel, el pollo, unos pocos kikos y  la cebolla morada, de esta forma el aliño llega a todos y cada uno de los ingredientes. Después presenta sobre el plato y en el lateral pon los gajos de tomate con un tanto de sal y un chorrito de salsa de mostaza y miel.

¡A comer!

También puede interesarte:

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés