¿Sabías que la miel puede ser una gran aliada para nuestro pelo? Lo cierto es que los usos y beneficios de este delicioso alimento, van mucho más allá de su empleo en la cocina. 

Sin duda alguna, la miel es un producto que cuenta con numerosas propiedades beneficiosas, que contribuyen al cuidado de nuestro cuerpo, tanto interior como exteriormente. A continuación te mostramos cuales son los beneficios de la miel para el pelo ¡Atentos!

Propiedades de la miel

Son múltiples las propiedades beneficiosas de la miel para nuestro organismo. Es muy común tomar un vaso de leche con miel para aliviar las molestias de garganta. Esto es gracias a sus propiedades antiinflamatorias, calmantes, antisépticas y antioxidantes. 

Más allá de su delicioso sabor, la miel es un alimento rico en vitaminas y minerales; así como en aminoácidos esenciales, que contribuyen en el fortalecimiento de nuestro organismo, la reducción del azúcar en sangre o la recuperación del sueño.

Ahora bien, como comentamos anteriormente, las propiedades de la miel también son beneficiosas en el exterior de nuestro cuerpo, como pueden ser el rostro, el pelo, las uñas o la piel. Se trata de un alimento muy nutritivo, que ayuda a fortalecer e hidratar nuestra piel, previniendo así su envejecimiento. 

Los beneficios de la miel para el pelo

Ya conocemos los beneficios de la miel en nuestro cuerpo. Ahora bien, ¿Cuáles son los beneficios de la miel en nuestro pelo?

La miel es un producto rico en vitaminas B y C, antioxidantes, proteínas y minerales, que ayudan a fortalecer nuestro pelo y protegerlo de agentes externos. 

  • Hidrata en profundidad: la miel aporta una hidratación profunda en nuestro pelo. Gracias a sus propiedades humectantes, la miel hidrata nuestro cabello desde el interior, llenándolo y fortaleciéndolo. Además, también ayuda a acondicionar y suavizar el cabello, aportándole una textura suave y sedosa. 
  • Aporta brillo: La miel es un ingrediente increíble con el que aportar brillo y luz a nuestro pelo. De este modo, ya sea mediante una mascarilla, o simplemente añadiendo miel a nuestro champú, acabaremos con el pelo seco o deshidratado. 
  • Limpia en profundidad: Gracias a sus propiedades antisépticas, la miel limpia en profundidad los folículos pilosos, logrando un pelo limpio y sano.
  • Alisa el cabello: ¿Aún no conoces las propiedades anti encrespamiento de la miel? Lo cierto es que las propiedades humectantes de la miel, ayudan a reducir el encrespamiento del cabello, acabando con el temido efecto frizz. 
  • Adiós a la caspa: La miel también puede ser una gran aliada contra la caspa, gracias a sus propiedades hidratantes y anti fúngicas, que hidratan el pelo, al mismo tiempo que eliminan las bacterias. 
  • Fortalece el pelo: Al ser rica en vitaminas y minerales, este edulcorante natural ayuda a nutrir, hidratar y fortalecer el pelo desde la raíz. Esto garantiza un pelo mucho más fuerte y resistente, evitando así su caída.
  • Evita el envejecimiento del pelo: ¿sabías que factores como la contaminación o el uso de secadores, envejecen nuestro pelo? Por eso es importante no solo protegerlo y reparar el daño existente; sino que también debemos prevenir el daño futuro. Así, las propiedades antioxidantes de este producto evitan el envejecimiento prematuro de nuestro pelo.

Prepara una mascarilla de miel para el pelo

A continuación vamos a ver cómo hacer una mascarilla natural de miel, ideal para todo tipo de cabellos. Con ella, podremos hidratar el pelo en profundidad. Recuerda que si tienes el cuero cabelludo graso, lo mejor es que apliques la mezcla de medios a puntas. 

Ingredientes necesarios para la mascarilla

  • Miel a temperatura ambiente
  • Aceite de oliva 
  • Un bol pequeño
  • Un peine
  • Una toalla 

Podemos emplear cualquier variedad de miel en nuestra mascarilla. Lo importante, es optar por una que esté a temperatura ambiente, ya que así será mucho más fácil de mezclar y aplicar.  

¿Y por qué la mezclamos con aceite de oliva? Pues bien, elegimos este aceite gracias a sus numerosas vitaminas A y E, así como de ácidos grasos que hidratan y luchan contra el pelo seco.

Pasos para realizar la mascarilla de miel para el pelo

  1. Añadimos en un bol aceite y miel a partes iguales. Dependiendo del largo del pelo, añadiremos mayor o menor cantidad de ambos ingredientes. 
  2. Mezclamos los ingredientes enérgicamente hasta que se integren por completo. Al principio, esto puede ser un poco complicado, pero pasados unos minutos será más fácil. Además, podemos ayudarnos de una cuchara grande, un tenedor o incluso una batidora de mano, dependiendo de lo que nos sea más cómodo.  
  3. Colocamos la toalla sobre los hombros y procedemos a aplicar nuestra mascarilla. Para ello, lo mejor es ir mojando poco a poco el cabello e ir aplicando la mezcla, insistiendo bien en cada mechón. En este paso podemos ayudarnos de un pincel o aplicarlo directamente con la mano. 
  4. Cubrimos el pelo con la toalla y dejamos reposar la mezcla durante unos 15 minutos. 
  5. Enjuagamos el cabello y procedemos a lavarlo con nuestro champú habitual. Puede ocurrir que debas repetir el lavado un par de veces para eliminar por completo los restos de la mascarilla. 
  6. Dejamos secar el pelo al aire ¡y ya estaría!

También puede interesarte:

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés