La miel ecológica, también denominada orgánica o Bio, es aquella que es obtenida de las floraciones de los campos con certificación ecológica. Además, para ser considerado un producto ecológico, esta debe cumplir con el protocolo exigido por la apicultura ecológica.

Asimismo, la miel obtenida en estos campos debe contar con la certificación correspondiente que lo garantice. 

Características de la miel ecológica

La miel ecológica, cuenta con numerosas características en lo relativo a las colmenas, la calidad de la miel, etc., que la diferencian de la miel convencional: 

  • La ubicación de los colmenares: Las colmenas ecológicas, se sitúan alejadas de las zonas urbanas, zonas de cultivo extensivo, o cualquier lugar donde pueda haber contaminación. Por ello, suelen ubicarse en zonas silvestres o de montaña. Así, los apicultores ecológicos podrán garantizar mucho mejor la pureza de la miel. 
  • Composición de la colmena: las colmenas se realizan de forma completamente natural, es decir, no pueden contener ningún derivado del petróleo o cualquier otro producto que pueda ser perjudicial para las abejas.
  • La alimentación de las abejas: Para obtener la certificación de miel ecológica, es imprescindible que las abejas se alimenten únicamente de la miel y el polen que ellas mismas producen. De este modo, no se puede alimentar a las abejas con glucosa o cualquier otro potenciador del sabor o colorante, ya que estos alteran el sabor final de la miel, al mismo tiempo que pierde parte calidad. 
  • Tratamiento de plagas y enfermedades: Ante cualquier plaga o enfermedad; así como durante las curas preventivas en la colmena, se deben emplear tratamientos naturales, como los ácidos oxálicos, el timol u otros productos ecológicos similares. De este modo, nunca deben emplearse productos químicos, ni insecticidas ni antibióticos, ya que estos pasarían a la miel y posteriormente a las personas.
  • La extracción de la miel ecológica: el proceso de extracción de la miel se realiza siempre en frío, a la misma temperatura que tenga la colmena; empleando para ello la técnica de decantación. Para no perder sus propiedades, la miel ecológica se filtra con cuidado; evitando en todo caso la pasteurización de la miel. Es un proceso muy importante, ya que en él se obtienen los aromas y sustancias que caracterizan a la miel ecológica. Por otro lado, se debe tener cuidado de respetar y seguir cuidadosamente todas las normativas existentes relacionadas con la calidad de la miel. 

Por tanto, la miel orgánica se diferencia en múltiples factores de la miel convencional. La forma de cuidar la colmena, la calidad y pureza de la miel obtenida, la atención necesaria, el cuidado del proceso… son factores importantes.

Además, para poder producirla, son necesarios apicultores cualificados que cuiden de ella durante todo el año y velen por el cuidado de la colmena. 

¿Cómo se identifica?

Siguiendo la normativa existente, la miel ecológica debe ser envasada con un etiquetado específico y diferenciador. De este modo, cualquier persona podrá identificarlo fácilmente sólo con ver el logotipo.  

Por otro lado, debemos tener en cuenta que la miel artesanal no es lo mismo que la miel ecológica. Esto quiere decir que un producto puede ser artesanal, pero no por ello ecológico.

Por ello, se debe tener cuidado de no confundirnos a la hora de comprar. Busca siempre el logotipo que certifique que se trata de miel ecológica certificada.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés