En la actualidad podemos encontrar en el mercado una amplia variedad de mieles diferentes, con aromas, sabores y propiedades muy variadas. Hoy te mostraremos qué es la miel ecológica, bio u orgánica, y por qué es tan demandada en la actualidad.  

¿Qué es la miel ecológica?

La miel ecológica es aquella obtenida a partir de las floraciones de los campos con certificación ecológica, que cumplen con los requisitos establecidos por la apicultura ecológica. 

Estos requisitos están estrechamente relacionados con el entorno de la colmena y los rigurosos controles que deben superar los productores para comercializar el producto como ecológico.

Independientemente de qué terminología se use para nombrarla (miel ecológica, miel “bio” o miel orgánica), antes de poner a la venta este tipo de miel, es esencial disponer de un certificado que garantice su procedencia 100% orgánica.

miel ecológica

Propiedades de la miel ecológica

La miel ecológica es un alimento rico en numerosas vitaminas y minerales, que aportan múltiples beneficios a nuestra salud. Asimismo, este alimento antioxidante constituye una gran fuente de vitaminas del complejo B, así como las vitaminas C, D y E.

Entre los minerales más abundantes de la miel orgánica encontramos:

  • Magnesio
  • Zinc
  • Manganeso
  • Hierro
  • Potasio
  • Cobre
  • Fósforo

Beneficios de la miel ecológica

Gracias a su elevado porcentaje de azúcares, la miel ecológica constituye un alimento ideal en etapas de crecimiento, en etapas de gran estrés o para deportistas. Estos azúcares se disuelven rápidamente en la sangre, aportando así la energía natural que el cuerpo precisa. 

Regula el azúcar en sangre

Aunque pueda parecer lo contrario, lo cierto es que la miel regula los niveles de azúcar en la sangre. Para que esto ocurra, es importante la existencia de un equilibrio entre la fructosa y la glucosa. 

El equilibrio entre ellas, facilita que esta última sustancia sea captada por el hígado. De este modo, se desarrolla el glucógeno, sustancia encargada de mejorar el funcionamiento de los órganos y tejidos. Así, no solo se mejora el funcionamiento de los órganos y tejidos; sino que además se reduce la glucosa, y con ello los niveles de azúcar en sangre. 

Miel ecológica

Disminución del estrés metabólico

Cualquier tipo de estrés, independientemente de su naturaleza (emocional, fisiológico o psicológico) se traduce en el organismo como estrés metabólico. Este concepto se basa en un proceso orgánico que permite ganar masa muscular. Dicho de otro modo, este proceso conduce a la hipertrofia muscular.

Entre los efectos de la miel ecológica en nuestro organismo encontramos la producción del glucógeno en el hígado, lo que dificulta la liberación de las hormonas del estrés a lo largo del día.

Asimismo, la miel no solo ayuda a controlar el estrés, sino que además, gracias al azúcar, también favorece la concentración. 

Mejora la calidad del sueño

¿Sabías que la miel ayuda a dormir mejor? Esto es debido a que la glucosa presente en la miel ecológica provoca que el cerebro produzca una menor cantidad de orexina, sustancia relacionada con el insomnio, lo que facilita el desarrollo del sueño.

Asimismo, la miel facilita la producción de triptófano en el cerebro. Posteriormente, esta sustancia se convierte en serotonina, lo que facilita el desarrollo y equilibrio del sueño. 

Miel ecológica

En este sentido, lo cierto es que existen diversas investigaciones que analizan las implicaciones de la miel para favorecer el sueño. Si bien es cierto, que se analiza especialmente el impacto de este edulcorante natural en situaciones en las que el insomnio está vinculado a alguna otra enfermedad. 

En cualquier caso, la miel se considera un alimento a incluir en una rutina de noche para favorecer el sueño como complemento de un tratamiento médico; pero en ningún caso debe ser sustituto de este. 

Alivia las molestias de garganta

Uno de los usos más extendidos de la miel es sin lugar a dudas el alivio de las molestias de garganta y su uso para paliar la tos. Así, desde hace muchísimos años, se ha empleado este endulzante natural para prevenir y combatir los síntomas de gripes y resfriados; así como algunas infecciones. 

Reduce el estreñimiento

Al ser un alimento prebiótico, la miel ecológica contribuye en la mejora de la flora bacteriana de forma natural. De este modo, ayuda a mejorar la salud digestiva de nuestro cuerpo.

Asimismo, el efecto laxante de la miel se debe principalmente a los fructooligosacáridos (FOS), que funcionan de forma similar a la fibra. 

También puede interesarte:

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés