A lo largo de la historia, la miel ha estado ligada como un ingrediente clave, en los que se decía que podía ser mezcla de oro comestible con otros ingredientes. La Organización Mundial de la Salud recomienda que consumir miel en invierno puede prevenir o disminuir los efectos de los resfriados, y la tos más simple.

¿Por qué es tan beneficioso consumir miel en invierno?

Ya hemos hablado en numerosos posts de cómo la miel ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico. También hemos dicho que la miel supone una fuente de energía natural. Unos 100 gramos de miel aportan unas 300 calorías. Una cuchara de miel al día puede ser beneficiosa y también puede llegar a suponer un perfecto sustituto de azúcar.

Capacidad antioxidante

La miel contiene componentes con capacidad antioxidantes: flavonoides, ácidos fenólicos, enzimas, ácido ascórbico, carotenoides, ácidos orgánicos, productos de las reacciones de aminoácidos y proteínas.

Las mieles oscuras, como son las mieles oscuras, como la de brezo o castaño, mielato de encina o de bosque, tienen una muchos más antioxidantes, debido a poseen un mayor contenido en minerales. También suelen ser más intensas en aromas y no son tan dulces como las mieles claras.

Hoy te explicaremos unas recetas sencillas de preparar que te mantendrán saludable durante todo el invierno.

beneficios miel

Maneras de consumir miel en invierno

Infusión de naranja y miel

Ingredientes:

  • Jugo de naranja
  • 1 rama de canela
  • 4 hojas de menta
  • 1 cucharada de miel
  • Agua

Preparación de la infusión de naranja y miel:

Calienta el agua y ponla a hervir hasta que llegue a 90 grados. A continuación mete en un cazo un zumo de naranja, con canela y menta. Una vez el agua, haya hervido, échala en el recipiente con todos los ingredientes.

Déjala reposar durante 10 minutos. Después pasa el colador y sírvetela en una taza. ¡Añade toda la miel que quieres!

¿Cuál es el resultado? Una infusión sana con vitamina C (propia dela naranja) con propiedades antibacterianas y antiséptica tanto por la canela, como por la naranja. Gracias a la miel también tendrá ese aporte de antioxidantes, vitaminas y minerales.

miel infusion

Sopas de miel

Las sopas de miel es un postre canario. Lo más típico es hacerlo con miel de caña o miel de caza, aunque con miel de abejas también el resultado es bastante bueno.

El origen de esta antigua receta se encuentra en los antiguos cañaverales y trapiches azucareros de La Palma, que se establecieron en la isla durante el siglo XVI. Los sobrantes de miel, eran aprovechados por los obreros de la época y con ellas hacían las sopas en el dulce de jarabe.

Ingredientes

  • Almendras tostadas
  • Miel
  • Anís
  • Piel de limón
  • Canela
  • Pan duro

Preparación de la sopa de miel

Ponemos las almendras sobre una tabla de madera, y se pican con un cuchillo de manera irregular. Es importante que estas no queden demasiado trituradas.

A continuación cortamos el pan en rebanadas, y ponemos en un cazo ancho, la miel el agua, el anís, la corteza de limón junto con la canela y lo ponemos en el fuego hasta que comience a hervir.

Una vez hervida, añadimos la almendra y las rebanadas de pan, dándole un vuelta y colocándola junto a una fuente.

¡Ya tendrás el resultado! Una fantástica sopa de miel típica de Canarias

consumir miel invierno

Palmeritas de Hojaldre con Miel

Por último os enseñaremos la receta que a todos nos gusta, consumir miel en invierno nunca ha sido tan fácil. Las Palmeritas de Hojaldre siempre encantan a todos y más si son hechas con miel.

Ingredientes

  • Plancha de hojaldre
  • Azúcar Moreno
  • Miel

Preparación de las palmeritas de hojaldre y miel

En primer lugar el horno se precalienta a 200º. A su vez extendemos la plancha de hojaldre sobre el mismo papel en el que está envuelta.

Dejamos que la miel se atempere en el microondas para poder extenderla sobre el hojaldre. A continuación pintaremos el hojaldre con la miel y le añadiremos azúcar moreno.

Para realizarlo bien, se hace una marca en el centro de la plancha y se dobla por cada uno de los extremos hacia el centro. Se rocía con una cucharada de azúcar y se pasa un rodillo con cuidado para poder integrar el azúcar con la masa.

Volveremos a repetir el doblado, y el rociado del azúcar.

Una vez realizado este paso, se cortará con un cuchillo afilado las palmeritas, con pocos centímetros de grosor y se colocarán en la bandeja del horno. Dejamos que se hagan durante 10 minutos y la dejaremos enfriar en una rejilla cuando estén listas

También puede interesarte:

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés