La miel se recolecta a través de un proceso artesanal muy complejo y elaborado. Por ello, este debe llevarse a cabo por apicultores que cuenten con una determinada experiencia y conocimientos. 

A continuación, te mostramos en qué consiste el proceso de recolección de la miel, parte fundamental dentro de la elaboración de la miel.

Métodos para recolectar la miel 

Existen dos métodos diferentes que se pueden emplear para recolectar la miel de la colmena: el panal y la miel extraída. A continuación te mostramos en qué consiste cada uno de ellos.

Método del panal

Cuando se emplea el método del panal, el apicultor recoge el panal lleno de miel directamente. Es decir, se obtiene el panal exactamente como lo han creado las abejas. A través de este método, se aprovecha el panal completo.

Sin embargo, para llevar a cabo este método al recolectar la miel, se necesita una determinada experiencia y manejo con el panal. Es importante contar con una colmena fuerte; así como contar con néctar de calidad en la zona, capaz de abastecer bien a las abejas. 

De este modo, ante la falta de conocimientos, generalmente los nuevos apicultores suelen emplear el método estándar para recolectar la miel, antes de aventurarse en el método del panal. 

Método de miel extraída

Este método se caracteriza por la obtención de los panales de miel sellados. Este método tiene una serie de pasos: 

  • El apicultor selecciona los panales maduros, es decir, aquellos que se encuentran en el punto perfecto para ser recolectados. 
  • A continuación, se retiran las abejas. Para ello, lo más común es ahumarlas con elementos como hojas de abeto, para adormecerlas y facilitar el trabajo. De este modo, las abejas estarán confundidas y no atacarán al apicultor. 
  • Posteriormente, para poder realizar la recolecta de la miel, es importante introducir los marcos en algún espacio en el interior, donde se pueda trabajar tranquilamente y al que no puedan acceder las abejas. De hecho, uno de los principales fallos de los apicultores jóvenes, es que no cuentan con una zona habilitada en el interior donde puedan recolectar la miel, por lo que suelen hacerlo en el exterior y suelen surgir problemas.
  • Una vez en el interior, se procede a retirar la cera del marco. Para ello, se puede emplear un cuchillo caliente o cualquier otra herramienta similar que facilite la recolección de la miel. 
  • A continuación, se transfieren los marcos al extractor de miel. Aquí, para facilitar la recolecta de la miel, se va aumentando la potencia gradualmente. Una vez ha salido toda la miel de una cara del marca, se le da la vuelta y se obtiene la miel de la otra mitad. 
  • El apicultor filtra la miel y esta se envasa en los frascos de vidrio herméticamente cerrados. Por último, esta se almacena hasta el momento de su venta o consumo. 

Cuándo se recolecta la miel

La recolecta de la miel suele llevarse a cabo principalmente en los meses de verano y otoño, tras la floración. 

En el método de miel extraída, el apicultor decide el número de panales que se van a extraer. Para ello, selecciona los marcos que contengan abundante miel y estén sellados. De este modo, cuanto más sellado esté un marco, mayor cantidad de miel podremos encontrar en su interior. 

Además, otro factor importante en la selección de los marcos, es el número de abejas que se encuentran en él. De este modo, el apicultor escoge aquellos marcos que estén cubiertos por abejas en un 75-100%. 

La miel no estará lista para recolectar si más de ¼ de la superficie del panal no está sellada. Si aún así se recolecta la miel, esta no habría completado el proceso bioquímico enzimático completo, y por tanto, no estará debidamente hidratada.

Si se recolecta la miel antes de tiempo, esta no tendrá el sabor y la textura óptima y propia de la miel, si no que parecería más a un jarabe acuoso.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés