La miel es un manjar delicioso elaborado por las abejas en su colmena. Pero, ¿conoces la diferencia entre una colmena y un panal? ¿Sabes por qué los panales son hexagonales? 

Muchas veces existe confusión entre ambos conceptos, por eso en este post te mostraremos la diferencia existente entre ellos; así como algunas curiosidades sobre el hábitat de las abejas que pueden llamarte la atención. ¡Atentos!

¿Qué es una colmena?

Lo primero que debemos tener claro, es la diferencia entre un panal y una colmena. 

La colmena es el lugar en el que habitan las abejas, es decir, donde reside toda la colonia. En ella, pueden habitar hasta 80.000 abejas, entre las que se encuentran la abeja reina, las obreras y los zánganos. Lo cierto es que cada colmena cuenta con un olor único y distintivo que identifica a sus miembros. 

En el interior de la colmena encontramos diferentes estructuras formadas por celdillas de cera, que es lo que se conoce como panales. Así, una colmena está constituida por diferentes panales estructurados.

Además, existe un espacio entre los panales por el que las abejas pueden desplazarse libremente de un panal a otro para almacenar la comida o alimentar a las pequeñas larvas.

Existe una estricta organización en el interior de la colmena; de tal forma que si se produjera alguna alteración en su orden, las abejas podrían desorientarse e incluso cambiar su conducta. 

Características de los panales

Ahora bien, ¿Qué es un panal? Un panal es una estructura constituida por pequeñas celdillas hexagonales. Estas celdillas cuentan con cinco centímetros de grosor, y son capaces de soportar hasta 25 veces su peso.

El panal es el reflejo de la increíble organización existente en el interior de la colmena, ya que a pesar del elevado número de abejas que pueden habitar en él, su orden sigue siendo muy estricto. 

Su función va mucho más allá de simplemente proteger a las abejas en su interior. Lo cierto es que el panal cumple múltiples funciones, ya que permite no solo almacenar miel, sino que también sirve de cuna para las crías, e incluso de aislante térmico durante los meses más fríos. 

Por qué las colmenas tienen celdas hexagonales

De este modo, las colmenas son auténticas maravillas. Construir las celdas con forma hexagonal permite a las abejas aprovechar al máximo el espacio disponible dentro de la colmena. Se trata así de una economización del espacio, donde no existen los espacios desaprovechados ni vacíos.

Por el contrario, si las celdillas fueran redondas o cuadradas, se desaprovecharía mucho más el espacio dentro de la colmena. 

Así, gracias a estas estructuras hexagonales, las abejas siempre han logrado a lo largo de la historia almacenar la miel de la forma más óptima y empleando el menor número de recursos posibles. 

Concretamente, para elaborar la cera, las abejas emplean las glándulas ceríferas que se encuentran situadas en su abdomen. En este sentido, la producción de cera no es sencilla, ya que se requieren grandes cantidades de miel para elaborar las celdillas. 

También puede interesarte:

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés