Las colmenas en invierno también sufren el frío en invierno y las extremas temperaturas. Cada vez están más cerca de las grandes nevadas y las temperaturas son cada vez más difíciles de aguantar.

Los animales son inteligentes y para ellos tampoco es una sorpresa las altas temperaturas en invierno. De hecho, los animales saben cómo poner remedio a estas temperaturas tan extremas. Por ello, desde que el otoño comienzas, estos animales ya se van preparando para aguardarse del largo invierno.

La preparación: el otoño

Las condiciones del clima y los alimentos empiezan a cambiar, de este modo la floración también se reduce. Este panorama ya les da a entender a las abejas que se avecinan cambios, y que toca la preparación para invernar.

El otoño, les sirve para empezar a preparar la colmena, tapar los orificios, y cuidar de las últimas crías que deben resistir hasta la primavera.

preparacion abeja

Las estrategias de supervivencia en la colmena

La abeja va a llevar a cabo sus estrategias de supervivencia para sobrevivir al invierno en la colmena. Para protegerse las abejas se protegen del frío y utilizan la técnica del racimo.

Esta técnica consiste en que la abeja reina permanece en el centro de la colmena y el resto se aprietan en torno a ella generando la máxima temperatura posible. En ese racimo, existe una actividad constante.

Algunas abejas, se encuentran mucho más alejadas del racimo, por lo que son las que más frío tienen y por ello, crean circuitos para volver al centro del racimo y que con ello se vuelvan a calentar.

Con esto, se puede mantener la temperatura óptima, haciendo este circuito de abejas. Esto hace que se mantenga el equilibrio homeostático del propio nido de la colmena.

Las abejas deben de estar bien nutridas para la época del invierno para poder enfrentarlo y esto se realiza almacenando las suficientes reservas energéticas y proteicas.

colmena invierno

Temperatura de las colmenas en invierno

La temperatura del nido y la humedad que se produzca en el mismo es muy importante durante el invierno. Si quieres mantenerla, y ahorrarle trabajo a las abejas, se suele dejar a ambos costados varios panales con miel operculada.

Depredadores

Es común que en invierno las colmenas puedan ser atacadas por depredadores con hambre, osos, pájaros, ratones etc. Por ello, es importante tener las colmenas bien protegidas.

La importancia del apicultor

Por todo lo anteriormente citado, es muy necesaria e importante el papel del apicultor hoy en día. En invierno, los apicultores deben abrir sus colmenas lo menos que sea posible. Ya que la exposición de las abejas a la intemperie podría hacer daños a las abejas.

Si visitamos menos a la abejas, puede que ser que no detectemos las señales de advertencia de estas. Las abejas pueden estar faltas de reservas, sufrir una mala ventilación, y estos son signos de que una colonia puede estar en situación en riesgo.

Las colmenas en invierno y sus cuidados

Las colmenas deben de estar bien ventiladas. La falta de ventilación genera un frío húmedo, lo que puede comprometer la salud de la colonia (favoreciendo el desarrollo de patógenos que causan problemas digestivos).

Cuando se acerca el invierno, las propias abejas sellan las aberturas no deseadas con propóleos. La colonia, genera una piña invernal y hace que la colmena se mantenga a una temperatura constante de 20ºC. gracias a los propios movimientos que generan las abejas.

Condiciones sanitarias de las colmenas en invierno

Las condiciones de sanidad en la colmena es uno de sus aspectos fundamentales. Hoy te contamos las diferentes enfermedades que existen y que pueden hacer que la colmena enferme.

  • Loque americana: Enfermedad producida por el bacilo Paenibacillus larvae que afecta a las larvas de abeja. Debe inspeccionarse en las colonias en cuanto se capte su presencia. Estas enfermedades suelen aparecen en momentos críticos en otoño y en días templados de invierno.
  • Varroasis: El tratamiento suele efectuarse en primaveras tempranas.
  • Nosemosis: Es una enfermedad producida por el parásito microsporidio Nosema apis, que afecta el aparato digestivo de las abejas obreras, los zánganos y de la abeja reina.

En Maes somos expertos en miel y en el cuidado de las abejas por eso también puede interesarte:

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés