La miel, un producto natural con presencia internacional

miel-bonapi

La miel, un producto natural con presencia internacional

Miel es honey, med, mel, miele

La miel es un producto natural cuya presencia se extiende a lo largo y ancho del planeta. Este hecho se explica gracias a sus propiedades curativas, medicinales y preventivas así como a su enorme valor nutricional. Mientras que en algunas culturas el uso de la miel se ciñe a remedios caseros. Remedios a base de miel para prevenir enfermedades o mitigar los síntomas de resfriados y gripes.  En otras cocinas internacionales, la miel supone un ingrediente habitual tanto en recetas de postres como en platos de carnes y verduras con miel.

La palabra “miel” tiene su origen en el latín, “mel”, raíz que se ha mantenido intacta en la mayoría de las lenguas, variando tan solo en aquellos países de lengua germana donde su fonética cambió a “Hunang”. De este modo nos encontramos con las diferentes adaptaciones de la matriz a cada una de las lenguas; miel (español), mel (portugués), miele (italiano), med (lenguas eslavas), honey (inglés), honig (alemán), o honing (sueco).

La conservación original de la raíz madre de la palabra “mel” en todas las lenguas así como “hunang” en las lenguas germanas está relacionada con la histórica presencia del producto en todo el mundo.

Un producto alabado por los pueblos

La presencia de la miel en la dieta y la alimentación de los hombres se remonta a la época de los egipcios.  Según el Papiro de Tebas cuya fecha se remonta a 1870 a.C. Para los egipcios, la miel provenía de las lágrimas del Dios Ra y forma parte de todas las ofrendas religiosas que estos realizan. Además de suponer un importante alimento en su dieta. La miel también era utilizada en estos pueblos para conservar la carne en sus expediciones, así como para ayudar a fermentar la cerveza.

En la cultura griega, la miel tenía un papel más terapéutico y curativo. El considerado padre de la medicina, Hipócrates, fue uno de los principales precursores de la miel como remedio natural. Aconsejó su uso para curar afecciones de la piel. También para aliviar diversos dolores sintomáticos.

Por su parte, los romanos destacaban las propiedades preventivas de la miel. La utilizaron como producto de belleza y como elixir de la longevidad. El emperador romano Augusto fue uno de los principales precursores de la miel como elixir de la eterna juventud. Él descubrió sus enormes cualidades al aplicarla sobre la piel.

La presencia internacional de la miel en todo el mundo se debe, sobre todo, a sus múltiples propiedades y cualidades. La convierten en uno de los mejores componentes de remedios naturales. Así como un versátil producto dentro de la pirámide alimentaria. Como vemos, a lo largo de la historia cada pueblo y cada cultura encontró una cualidad diferente que explotar de un mismo producto. Características muy alabadas y respetadas por todos que han hecho posible su pura conservación y su continua explotación en diferentes ámbitos de la vida.

Información del Autor

Maes Honey